viernes, 22 de enero de 2016

Exodo - The New Babylon (1988 – Discos Suicidas)





… “Y alcancé a ver a una mujer sentada sobre una bestia salvaje de color escarlata, que estaba llena de nombres blasfemos, y que tenía siete cabezas y diez cuernos ...

La primera entrada del año bien merece un puñetazo en la boca del estómago. Hoy os propongo, para que le peguéis una escucha, uno de los trabajos más brillantes del heavy metal ochentero nacional, que ya es decir, indispensable en cualquier colección. De hecho es uno de los vinilos más buscados a nivel nacional e, incluso más, por los coleccionistas metalheads internacionales que gustan de nuevas sensaciones.   

EXODO se curtieron en esto de la vida y del rock en las funciones de Sestao. Tras grabar un single y un par de demos en castellano, consiguen fichar por Discos Suicidas y sacar al mercado este The new Babylon. Es producido por la propia banda, grabado en los “Pan Pot” Studios de Getxo y cantado, en su totalidad, en inglés por Iñaki Urkizu, que los defiende decentemente con un toque personal, logrando sus mejores momentos en los tonos más power. 

Ocho temas variados, mezcla de heavy, speed y power, con unas guitarras, las de Quique Villegas y Arbi (José Luis Arbide), que se salen y que no están nada mal para ser un debut. 






La cara A empieza muy cañera con “Groups of defense” que tiene uno de los mejores estribillos del disco y con una excelente base rítmica que corre a cargo de Koldo Pizarro a las baquetas y Seni López a las cuatro cuerdas, uno de los temas más logrados. El segundo corte, el más épico, es el que da nombre al disco, otro buen tema. Buena muestra del poder de las guitarras las tienes en los solos centrales de “Groups of defense”, “Just one day” o “Thunders in the sky” que tiene un inicio galopante y donde la voz de Iñaki brilla por sí sola. La explicita “Sex”, aunque sólo sea por el título, fue tema utilizado por la compañía como single, suena moderna de principio a fin, sobre todo en su minuto inicial y final, aunque engancha menos que el resto de cortes. Los tema más speedicos, no sé si se puede decir así, los encontramos en “Born to be wild” y en “Sons os the nigh”, otras dos canciones que no os debéis dejar en el tintero, la segunda quizás la más exportable del trabajo, la que más me gusta. Ni mucho menos el tema que cierra la cara B y el LP, está de más o de relleno, “Heart in flames” pone el contrapunto al resto de temas, un potente medio tiempo que va de menos a más.






Inexplicablemente The new Babylon pasó desapercibido y sigue siendo uno de las trabajos más desconocidos del rock español, una lástima. Como también lo es que no hubiera un segundo trabajo para comparar ya que tras un par de años defendiendo este LP en directo la banda se separó.

Por cierto, excelente portada de Javier López. Y por no dejarme a nadie, Guillermo Garmendia metió teclados.

Buen fin de semana peña.

Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y estaba adornada con oro y piedra preciosa y perlas, y tenía en la mano una copa de oro que estaba llena de cosas repugnantes y de las inmundicias de su fornicación. Y sobre su frente estaba escrito un nombre, un misterio: “Babilonia la Grande, la madre de las rameras y de las cosas repugnantes de la tierra”…

Revelación 17















miércoles, 30 de diciembre de 2015

Los discos de 2015 que más me han gustado. Ahí va una docena. Y recuerdo a Lemmy


Tengo que indicaros que este año he escuchado mucha menos música de la habitual, es lo que tiene estar en tu tiempo libre picando de varios proyectos a la vez.

Sin más preámbulos y sin ningún tipo de orden aquí tenéis mis discos favoritos del 2015. Seguro que alguno coincide con los vuestros, otros ya os adelanto que no, y que, por lo menos, uno os pueda sorprender, que os pique  la curiosidad, lo escuchéis y os llegue a gustar. Si ello ocurre, y solo por ello, ha valido la pena perder un rato haciendo, o leyendo en vuestro caso, esta lista.

- Nikki Hill – Heavy hearts, hard fists

Descarga inmediata de una mezcla coherente de rock, blues y soul que recorre tu cuerpo y que te pone en funcionamiento sin poder evitar, como si estuvieras escuchando y disfrutando de un interminable directo. La artífice de esta maravilla es Nikki Hill, un torbellino de mujer que te pone a bailar y disfrutar de su música y voz desde el minuto uno hasta el último. Una joyita que no debe permanecer oculta.

- Michael Monroe – Blackout states


El finlandés en el puto amo en lo suyo. De nuevo se ha sacado de la manga un disco sobresaliente, lleno de buenas melodías hardrockeras con fogonazos punk que te dejan más que satisfecho, ejecutadas por una banda perfectamente ensamblada. 

- Wasp – Golgotha


Me enganché a WASP la primera vez que escuche “I wanna be somebody” en algún programa de tve de los ochenta. Actualmente, pensaba que Blackie se pasaba el día en chiringuitos de San Mónica o Venice Beach y va el tío se despacha con uno de los mejores disco heavy del año. Excelentes guitarras, melodías ochenteras y esa voz que, por lo menos, en el disco aún sigue enganchando.

- Iron Maiden – The book of souls


¿Después de quince álbumes querías otro Somewhere in times u otro Piece of Mind? The book of souls es un disco muy trabajado, compacto, maduro, lleno de matices, donde la banda como tal brilla a gran nivel. Heavy metal sin altibajos, que gana con cada escucha, para disfrutar en casa o en el coche poniendo  el volumen a toda leche, y que en directo los veo poco defendibles. No me veo saltando como loco con alguno de sus cortes. Con el paso de los años será una obra de referencia a pesar de esa portada tan sosa.

- Clutch - Psychic warfare


Estos tipos van a más. Un sonido potente y equilibrado ejecutado a gran nivel y que no decae en ninguno de los cortes. Sorprende que al llegar a su final haya pasado una hora tan rápidamente y sin parar de moverte. Stoner rock puro lujo.

- Angelus Apatrida – Hidden evolution


Hidden evolution es el mejor disco de thash metal que jamás se haya hecho en este país. Sólo ellos mismos lo pueden superar en próximos trabajos. Angelus  Apatrida es la mejora banda de metal que tenemos. Un grupo en continua evolución que está logrando cuotas internacionales impensables para una banda española. Calidad y  talento no les falta. Lo único que echo en falta, por poner un pero y como ya indique en la entrada que dedicamos al este trabajo, es ese himno, ese tema intemporal, que quede en la memoria de todos los rockeros. Estoy seguro de que llegará no tardando mucho. 

- La Maravillosa Orquesta del Alcohol – La primavera del invierno


¿Cómo se come folk, country, blues, rock, punk, acordeones, saxofones, guitarras, bajos, mandolinas, y acordeones?  Esto y mucho más es LA MODA. Música hecha con autenticidad y sentimiento, que huye del aburrimiento y de los cánones establecidos. Estos burgaleses se lo están currando, consolidándose en este negocio a pasos agigantados. No los dejes escapar. Y si los acabas de descubrir y  La primavera del invierno  te deja con ganas de más, prueba con ¿Quién nos va a salvar?, su anterior trabajo. 

- Leize – Cuando te muerden


Volver por volver, como que no. Pero si lo haces con un trallazo como Cuando te muerden el retorno ha valido la pena en un doble sentido, el de haber realizado un trabajo serio, compacto y rock and roll rabioso del bueno, y de tener una banda que perdure en el tiempo. Leize fue una banda especial para mí y mira por donde vuelve a serlo. 

- ’77 – Nothing’s gonna stop us


Dicen que lo que hacen los catalanes parece fácil. Y un huevo! inténtalo y verás. Hard rock puro y duro  influenciado por AC/DC, eso se ve, pero, y esta vez el pero es importante y para bien, en el que ya destacan  cantidad de sonidos y matices propios. Rock sencillo pero efectivo en el que destacan esas guitarras tan cañeras que son capaces de levantarte de la silla al instante y no parar de moverte y de disfrutar. Me gusta esa portada retro.

- Strangers – Survival


En su día, y desde esta misma casa, ya dimos cuenta de la publicación del primer disco de los madrileños y la impresión era que esta banda iba a más. Y con Survival lo han confirmado. Rock melódico de suave aroma, que a los amantes del género no defraudará y a los no tan finados seguro que gusta.

- Mandrágora Negra – Imparable

 

Quizás ha influido en la inclusión en la lista lo último de los guipuzcoanos que me entró hace unas semanas y lo he tenido sonando en el reproductor las últimas tardes. No por ello deja de ser un trabajo a tener en cuenta, que te deja un buen sabor de boca y te hace pensar que esta gente puede dar más de sí. Imparable lo componen diez cortes power metal  de tientes melódicos, fresco, de fácil estribillo y tirando a comercial, que logra engancharte por sus composiciones, la velocidad de sus guitarras, una potente base rítmica y una voz que se mueve ágil en innumerables registros.

- Sexta Casa – Hijo del tiempo


No sé ni cómo ni por qué vía llegaron, pero se quedaron, y mentiría si no los pusiera entre los discos que más he escuchado y me han gustado. Sexta Casa es una banda argentina de heavy metal clásico, que hace temas facilones, pegadizos, con buenos estribillos de esos que no te quitas de la cabeza. Si no tienes más altas pretensiones, seguro que te harán pasar un buen rato, si las tienes, ya te adelanto que no inventan nada.

.........




Ayer murió un rockero del sombrero a las botas. Precisamente estos días estaba disfrutando de su último disco (el 22!!) de estudio Bad Magic y leyendo su autobiografía y lamentablemente he tenido que anotar esta fecha en la última página junto con un "!!Long life Lemmy!!". Os pego un tema de la única vez que los vi en directo. Fue en el Rock In Rio Madrid del 2010.

Adiós Lemmy.




viernes, 11 de diciembre de 2015

Elikat - Caught in love (1989 – Justine Records)

 






Solo por la portada de Enrique Parietti ya vale la pena pillar este vinilo.

Se trata de un EP con cuatro temazos de la banda mallorquina ELIKAT. Hard rock melódico de calidad hecho aquí en el 98 y en inglés de la mano, de la voz en el caso de Luis del Hierro, Rafa Bohorquez a la batería, Tolo Grimalt al bajo y el finlandés Miiro Heikkila a la guitarra.

Producido por la propia banda, los temas fueron grabados en los estudios Digitals del músico y compositor Toni Fernández, estando detrás de su edición la gente de Justine Records.

Durante ese verano se lo curraron por toda la isla promocionando el disco y grabando un videoclip, con las pocas pelas y medios que tenían -abajo os lo pego-, del tema “Caught in love” que da nombre al disco.








Como solo son cuatro las canciones que tenéis que escuchar, mejor que comentarlas (que no es lo mío) creo que merece la pena pegarle al play para que juzguéis vosotros mismos. Y si os apetece cantarlas a todo pulmón, os he dejado las letras que alguien amablemente mecanografió para este momento.



Comentaros que este vinilo no fue la primera experiencia en el estudio de los mallorquines ni la última ya que, en diciembre de 1897, a los dos meses de la formación del grupo, grabaron una maqueta con cuatro cortes, y en 1991 lo hicieron para su primer y último larga duración de título Electrikat.

Buen fin de semana peña.